“La parábola de la red”

(Mateo 13:47-50).

 

Introducción:

1.     Ya hemos considerado que Jesús enseñó dos parábolas concerniente al crecimiento y el desarrollo del reino.

a.     Una es “la parábola de la semilla de mostaza”; Mateo 13:31-32.

b.    Y la otra es “la parábola de la levadura”; Mateo 13:33.

2.     También vimos que Jesús enseñó dos parábolas concerniente al valor del reino de los cielos.

a.     Una es “la parábola del tesoro escondido”; Mateo 13:44.

b.    La otra es “la parábola de la perla de gran precio”; Mateo 13:45-46. 

3.     Pero Jesús también enseñó dos parábolas describiendo la mezcla y la futura separación, envolviendo el reino de los cielos.

a.     Una es “la parábola del trigo y la cizaña”; Mateo 13:24-30, 36-43.

b.    Y la otra es “la parábola de la red”; Mateo 13:47-50, esta es la de nuestra lección hoy.

4.     En cada situación donde encontramos dos parábolas dirigiéndose aparentemente a hablar del mismo tema, veremos algunas diferencias donde diferentes aspectos del reino son presentados:

a.     En las dos parábolas describiendo el crecimiento y desarrollo del reino...

1)     Una describe un crecimiento que podemos ver, en la parábola de la semilla de mostaza.

2)     La otra describe un crecimiento que no podemos ver, en la parábola de la levadura.

b.    En las dos parábolas describiendo el precioso valor del reino...

1)     Una ilustra el valor en uno que accidentalmente lo encontró, en el tesoro escondido.

2)     La otra lo describe en uno que lo anda buscando, en la perla de gran precio.

 [De la misma manera, nosotros notaremos la ligera diferencia “la parábola del trigo y la cizaña”, y “la parábola de la red”...]

 I:-La parábola explicada.

 A. Los detalles de la parábola...

1.     Se menciona a una red que es echada en el mar.

2.     Dice Vine´s que esta red era una de arrastre, o una red barredera. Con esta se hacían dos cosas distintas, se dejaba caer en el agua y luego se recogía en un círculo de progresivo estrechamiento y luego se jalaba al bote. En la otra, la red se echaba al mar de una manera en que se extendía, también se recogía en manera circular pero se arrastraba hasta la playa. Dice en Isaías 19:8; “Se lamentarán los pescadores, y harán duelo todos los que echan anzuelo en el Nilo; los que extienden sus redes sobre las aguas desfallecerán”. 

3.     Una vez que la red estaba llena era sacada a la orilla, donde lo bueno era puesto en cestas y lo malo es echado fuera. 

 B. El significado de la parábola...

1.     Igual que “la parábola del trigo y la cizaña”, Jesús explica su significado; Mat. 13:49-50.

a.      El reino de los cielos en el presente tendrá en él una combinación de lo bueno y lo malo.

1)     Así como la red junta pescados buenos y malos.

2)     En la “parábola del trigo y la cizaña” vimos que esto se deberá a la influencia de Satanás, en la iglesia habrá los que pecan voluntariamente y los que practican iniquidad; 13:41.  

3)     Notemos también lo que dijo Pablo en 2 Timoteo 2:20-21; “Ahora bien, en una casa grande no solamente hay vasos de oro y de plata, sino también de madera y de barro, y unos para honra y otros para deshonra. Por tanto, si alguno se limpia de estas cosas, será un vaso para honra, santificado, útil para el Señor, preparado para toda buena obra”. Esta casa grande es la iglesia del Señor, los vasos de honra son los que honran la iglesia con su conducta ejemplar, ellos recibirán misericordia. Los vasos de deshonra, deshonran la iglesia con corruptas opiniones  y su modo de vivir, ellos recibirán la ira de Dios.

b.     Pero en el futuro habrá una separación; Mateo 13:49.

1)     Será en el fin del mundo: Mateo 13:49-50; “Así será en el fin del mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos de entre los justos.........”. 

2)     Separan a los justos de los injustos: Mateo 13:41; “El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que son piedra de tropiezo y que hacen......  ”.

c.     El castigo de los que hacen iniquidad y son piedra de tropiezo es descrito; Mateo 13:50.

1)     “Los arrojarán en el horno de fuego”.

2)     “Allí será el llanto y el crujir de dientes”.

2.     Al dar su explicación vemos el énfasis de Jesús en esta parábola y la diferencia fundamental entre ésta parábola y “la parábola del trigo y la cizaña”.

a.      El énfasis está en...

1)     La futura separación de todos los que están en el reino.

2)     El castigo de los injustos, o los que hacen iniquidad.

b.     Lo contrario a “la parábola del trigo y la cizaña”...

1)     No hay nada en la explicación concerniente a la combinación de lo bueno y lo malo cómo lo vimos en Mateo 13:24-30.

2)     Cómo no hay nada que describa la bendiciones de los justo cómo en Mateo 13:43.

 [“La parábola de la red” refuerza las verdades espirituales enseñadas en “la parábola del trigo y la cizaña”, especialmente las verdades relacionadas al juicio venidero y la condenación de los inicuos. Al enfatizar estas verdades, es el propósito de Jesús mencionar las buenas nuevas del reino de los cielos y las malas noticias para aquellos que lo rechazan. Siendo que esta parábola se concentra en el destino de los que hacen iniquidad, esta es una buena oportunidad para reflexionar lo que Jesús enseñó concerniente a este destino...]

II:-Las enseñanzas de Jesús concerniente al destino de los inicuos.

 A. Jesús enseñó que los inicuos serán juzgados...

1.     Hemos visto esta verdad ilustrada en las dos parábolas que hemos estado comparando.

2.     A las ciudades que lo rechazaron, Jesús les advirtió del juicio venidero: Mateo 11:20-24.  

3.     También habló de la condenación que vendría a aquella generación: Mateo 12:41-42.

4.     El inicuo será resucitado para condenación, no así el justo: Juan 5:24-30.

B. Jesús enseñó que el inicuo será separado de Dios...

1.     Él habló de esa separación en el sermón del monte: Mateo 7:21-23; “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?  Entonces les declararé: Jamás os conocí; apartaos de mí, los que practicáis la iniquidad."

2.     También cuando describió la escena del juicio final; Mateo 25:41-46. 

C. Jesús enseñó que los inicuos serán echados en el infierno...

1.     Un término usado a menudo por Jesús para describir el destino de los inicuos es Gehena, y en Hebreo es Gé-hinon.

a.      El valle de Hinom era un lugar maldito donde ciertos Israelitas y sus reyes quemaban vivos a sus hijos e hijas en honor de Moloc; (2 Reyes 23:10).

b.     Después del regreso de la cautividad los judíos lo hicieron un lugar de deshonra, allí se quemaba la basura de Jerusalén. Jesús usó el término Gehena para hablar del fuego del infierno, de la misma manera que las escrituras usan en el mismo sentido los términos horno de fuego y azufre, tinieblas de afuera, el fuego de fuego y el fuego que no puede ser apagado.

2.     Por eso Jesús usó este término para describir el lugar del tormento final y eterno:

a.      Lo usó en el sermón del monte: Mateo 5:21-22; “Habéis oído que se dijo a los antepasados: No matarás y: Cualquiera que cometa homicidio será culpable ante la corte. Pero yo os digo que todo aquel que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; y cualquiera que diga: Raca a su hermano, será culpable delante de la corte suprema; y cualquiera que diga: Idiota, será reo del infierno de fuego”. Y en 29-30; “Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno.

b.     Y cuando mandó a los apóstoles a predicar a Israel: Mateo 10:28; “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno”.

3.     También cuando habló del llamado infierno, del lugar preparado para el diablo y sus ángeles: Mateo 25:41; “Entonces dirá también a los de su izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles”. Pero también servirá para el castigo de los inicuos, o los que hacen iniquidad.

 

D. Jesús enseño que el que hace maldad sufrirá un tormento...

1.     Ellos experimentarán “el horno de fuego”.

a.      Así como se describe en “la parábola del trigo y la cizaña”, y “la de la red”; 13:42, 50.  

b.     Este “horno de fuego”...

1)     Es el mismo del fuego del Gehena que vimos en; Mateo 5:22, 30.  

2)     Es el mismo del lago de fuego en; Apocalipsis 20:12-15; 21:8.

c.     El fuego que nunca va a ser apagado: Marcos 9:43.48.

2.     Ellos experimentarán también un “lloro y crujir de dientes”.

a.      Cómo se nos enseñó en las dos parábolas que hemos ya considerado: Mateo 13:42, 50.  

b.     Jesús usó la misma expresión en otras ocasiones; Mateo 8:12; 22:13; 24:51; 25:30. 

3.     También experimentarán “las tinieblas de afuera”.

a.      Mateo 8:12; “Pero los hijos del reino (los incrédulos) serán arrojados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes.

b.     Mateo 22:11-13; “Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí sin traje de boda? Y él enmudeció. (el que cree que es salvo) Entonces el rey dijo a los sirvientes: Atadle las manos y los pies, y echadlo a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes."

c.      Mateo 25:30; “Y al siervo inútil, (perezoso) echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes”.

d.     Pedro dijo lo mismo de los falsos maestros: 2 Pedro 2:17; “Son manantiales sin agua, nubes impulsadas por la tormenta, para quienes está reservada la oscuridad de las tinieblas”. Y Judas también lo mencionó: Judas 13; “Son olas furiosas del mar, que arrojan como espuma su propia vergüenza; estrellas errantes para quienes la oscuridad de las tinieblas ha sido reservada para siempre”.

4.     Experimentarán “el tormento eterno”.

a.     El castigo de los impíos será tan eterno, así tan eterna como la vida dada a los justos: Mateo 25:46; “Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna”.

b.     Serán atormentados por la eternidad, excluidos de la presencia del Señor: 2 Tes. 1:9; “Estos sufrirán el castigo de eterna destrucción, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder”.

 

Conclusión:

1.     Cuando Jesús comenzó a predicar el evangelio del reino de los cielos: Mateo 4:23; “Y Jesús iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”.

a.     Él llamó al pueblo al arrepentimiento: Mateo 4:17; “Desde entonces Jesús comenzó a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

b.    Les advirtió del juicio y el castigo que vendrían, como lo vimos en  “la parábola de la red”. 

2.     Ahora al proclamar nosotros el evangelio del reino, debemos de hacerlo fielmente.

a.     No solo debemos de proclamar las buenas nuevas del evangelio del reino.

b.    También debemos de advertir de las malas nuevas que Jesús reveló a través de sus parábolas y sus muchas otras enseñanzas.

3.     Querido amigo, ¿está usted viviendo su vida reflexionando en la venida del juicio venidero? Cuándo sea hecha por los ángeles la gran separación, ¿dónde irá a estar usted? ¿Por qué no obedecer el evangelio y nacer de nuevo a través del agua y el espíritu? Para que usted pueda entrar en el maravilloso reino de los cielos: (Juan 3:5; Marcos 16:16; Hechos 2:36-39).

4.     Hermano que se apartó de Dios, en esa grande separación, ¿dónde irá a estar usted? Venga a su Señor, él le está esperando con los brazos abiertos para hacer fiesta por usted: Luc. 15:20-24.