“La parábola de los dos hijos”

(Mateo 21:28-32).

 

Introducción:

1.     Como vimos en las últimas dos parábolas, Jesús respondió las preguntas de sus discípulos con parábolas.

a.      En “la parábola de los dos deudores”; (Mateo 18:21-35). Él contestó una pregunta concerniente al perdón.

b.     En “la parábola de los obreros de la viña”; (Mateo 20:1-16). Él contestó una pregunta concerniente, qué recibirían los discípulos que lo habían dejado todo por seguirle a él. 

2.     Pero también uso las parábolas para responder a los retos de aquellos que se oponían a él.

a.      En su última semana en Jerusalén, fue retado por los líderes religiosos; (Mat. 21:23-27).

b.     Él respondió enseñando tres parábolas...

1)     “La de los dos hijos” Mateo 21:28-32.

2)    “La de labradores malvados” Mateo 21:33-46.

3)    “ La de la fiesta de bodas” Mateo 22:1-14.

 

[En esta lección enfocaremos nuestra atención en “la parábola de los dos hijos”, mirando...]

 

1. La parábola y su explicación.

 

A. La parábola en sí es una muy simple...

1.     Es el relato de un padre que tenía dos hijos y una viña.

2.     El padre les dice a sus hijos que vayan a trabajar en su viña.

a.      El primero dijo no quiero, pero después arrepentido fue.

b.     El otro dijo sí Señor, voy, y no fue.

 

B. Jesús explica la parábola.

1.     Él comenzó con una pregunta; “¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?”

2.     La respuesta era obvia y los líderes religiosos respondieron, “el primero”.

3.     Jesús respondió a los líderes religiosos de una manera muy directa, y les dijo...

a.      “En verdad os digo que los publicanos y las rameras entrarán en el reino de Dios.......”.

b.     Y agregó: “Porque Juan vino a vosotros en camino de justicia y no le creísteis, pero los publicanos y las rameras le creyeron; y vosotros, viendo esto, ni siquiera os arrepentisteis después para creerle”. 

4.     Jesús aplicó esta parábola a los líderes religiosos en esos días.

a.      Ellos representan al segundo hijo, el que dijo que iría a trabajar en la viña, y no fue.

b.     Los recaudadores de impuestos y las rameras que se arrepintieron, representan al primer hijo, el que dijo que no iría a trabajar en la viña, pero fue.

5.     Tal vez causó asombro entre los líderes religiosos oír que los que ellos despreciaban, entrarían al reino de los cielos antes que ellos.

6.     Notemos lo que dice Lucas en su evangelio.

a.     Lucas 7:29-30: “Y todo el pueblo y los publicanos, cuando lo oyeron, justificaron a Dios, bautizándose con el bautismo de Juan”.

b.     Y los líderes religiosos no lo quisieron hacer. “Mas los fariseos y los intérpretes de la ley desecharon los designios de Dios respecto de sí mismos, no siendo bautizados por Juan."

[Jesús tiene mucho más que decir concerniente esos líderes religiosos en las siguientes dos parábolas, pero ¿qué lección importante podemos tomar para nosotros hoy de esta parábola?]

 

2. Aplicando esta parábola hoy.

 

A. El punto principal de esta parábola...

1.      La lección está en entender, qué hacer la voluntad de Dios, es necesario.

2.      Jesús enfatizó esta verdad en otras ocasiones, por ejemplo en...

a.      En su sermón del monte en Mateo 7:21-27; "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad......".

b.     También cuando dio la gran comisión en Mateo 28:20; "Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta......".

c.     Alguien dijo que la grandeza en el reino de los cielos se mide con la obediencia, que la prueba de la sinceridad son las obras y también la manifestación del amor a Dios. 

    

B. Penosamente, esta lección es una que se necesita hoy.

1.     Las doctrinas fáciles de los hombres, que la salvación es por gracia, o por fe solamente, ha creado a muchos oidores y no hacedores de la palabra de Dios.

a.      Muchos profesan a Jesús como su Señor, pero no hacen lo que él dice; (Lucas 6:46).

b.     Ellos son como el segundo hijo, el que dijo que iría a trabajar en la viña, y no fue.

2.     Un mal entendimiento de la salvación por gracia a traves de la fe, ha dado lugar a que muchos digan que la obediencia que los mandamientos de Dios requieren, es solo un legalismo porque la salvación es por nuestras obras, o méritos.

a.      Pero, ¿qué es lo que la Biblia dice? Que guardar los mandamientos de Dios, son esenciales para que podamos ser salvos.

b.     Notemos lo que dijo Cristo en el evangelio de Juan.

1)     Juan 14:15; "Si me amáis, guardad mis mandamientos."   

2)     Juan 14:21; "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él."

3)     Juan 14:23; "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él."

4)     Juan 15:10; "Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor."

5)     Juan 15:14; "Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando."   

6)     Dijo Pablo en 1 Cor. 7:19; "La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios."

7)     Dijo Juan en 1 Jn. 2:3-4; "Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, él tal es mentiroso, y la verdad no está en él."

3.     Pero es importante que recordemos que, cuando guardamos los mandamiento de Dios, en ninguna manera haciendo méritos para poder ser salvos.

a.      Estamos simplemente haciendo lo que es nuestro deber, y aún así todavía somos unos siervos inútiles salvos por gracia.

b.     Lucas 17:10; "Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos."

            

C. En esta parábola encontramos un mandamiento de Dios.

1.     Lo dio con autoridad, pero también con afecto, Dios dijo “hijo”.  

2.     Es un mandamiento muy simple, “ve a trabajar en mi viña”.

3.     Es un mandamiento urgente, “ve hoy”, porque mañana puede ser muy tarde.

 

D. La viña es propiedad de Dios.

1.     ¿Qué es lo que busca Dios de nosotros? Trabajar en su viña, cultivar los frutos del Espíritu. Que son amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, etc.

2.     Este trabajo se ha encomendado a la iglesia, la iglesia ha descuidado su responsabilidad.

3.     Este trabajo es urgente, y se requiere que los hijos de Dios lo hagamos con prontitud. Sí lo pudieron hacer los apóstoles, nosotros también podremos. Mateo 28:19-20; "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén." Dice 1 Cor. 9:16-17; "Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada."    

 

Conclusión:

1.     Recordemos lo que hicieron los líderes religiosos en los tiempos de Jesús..

a.      Lucas 7:30; "Desecharon los designios de". Lo hicieron al no aceptar las enseñanzas de Juan que eran necesarias para arrepentirse y ser bautizados.

b.     Tal vez pensaban que ellos tenían suficientes méritos como judíos que eran, para no considerar los simples mandamientos enseñados a ellos por los predicadores de Dios.

2.     De igual manera, es lo que vemos hoy en muchos de los líderes religiosos de nuestros días. 

a.      Rechazan los simples mandamientos de Cristo y sus apóstoles, concerniente al arrepentimiento y el bautismo. Dice Marcos 16:16; "El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado." Y en Hechos 2:38; "Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo."

b.     Rechazan el consejo de Dios basados en su educación religiosa y sus propios méritos. Una persona sin ningún prejuicio en su mente, no tiene ningún problema en entender lo que la Biblia dice concerniente a la salvación.

3.     ¿Será posible que haya personas como los publicanos y las rameras que entrarán al reino de los cielos antes que muchos religiosos de nuestros días, incluyendo a muchos de nosotros? ¿Qué clase de hijo es usted? ¿Uno que hace la voluntad de su padre? ¿O uno que dice que sí la va a hacer pero al final no lo hace? ¿Cómo responde usted a los mandamientos de Dios que determinan esa diferencia?.

4.     Hermanos, miremos los mandamientos del Señor como un privilegio, como una oportunidad y como nuestra responsabilidad.