“El León rugiente y su presa”.

Introducción:

A. Los leones son unos poderosos cazadores, en el monte ellos pueden comer aproximadamente unas cinco libras de carne por día. Pero cuando ellos atrapan una presa grande, son capaces de comerse hasta 80 libras en una sola sentada. Un león macho puede pesar entre 300 a 450 libras, parado en sus pies y manos puede llegar asta 4 pies de altura. Los leones tiene unas quijadas poderosas, con ellas pueden quebrar el cuello de un animal, o detenerlo asta sofocarlo y su rugido se puede oír asta cinco millas de distancia. Todos tal vez hemos visto en la televisión un video de un león hambriento acechando a su presa, es algo de una belleza impresionante, pero también puede ser una terrible experiencia.

B. La Biblia menciona a leones en casi la mitad de los libros de la Biblia, 155 veces solamente en el Antiguo Testamento. El león de Palestina era un poco más chico que el león Africano, pero no por eso se le tenía menos miedo. Los leones se podían encontrar entre los arbustos que rodean el río Jordán, Pedro usa la imagen de un león rugiente en; 1 Pedro 5:8 por una razón. Propósito: En esta lección yo quisiera explorar esta imagen, o figura usada por Pedro para que la advertencia que él hace, pueda ser mejor comprendida y apreciada por cada uno de nosotros.

1. El león rugiente...

A. Ver. 8; “Nuestro adversario el diablo”... Pedro identifica quién es el león, es el diablo.

1. Él es nuestro enemigo, él que se opone a nosotros.

a. Satanás significa “adversario”, diablo significa “acusador” y “calumniador”.

2. Alguien puede decir bueno, “es solo el diablo” pero nosotros no debemos de tener en poco, o tomar a la ligera, el poder de nuestro adversario.

a. En un reciente enfrentamiento en Afganistán, los soldados tomaron a la ligera las tropas insurgentes de al-Qaeda y ocho soldados murieron.

3. Una persecución que vendría, es el tema mayor de esta carta.

a. 1 Pedro 4:12-13; La clave de esta carta.

b. Pedro presenta, describe a Satanás como un león buscando su oportunidad, esperando por el momento de lanzarse y atacar.

c. No es cuestión de qué sí esto pasará, sino de cuando pasará.

d. Pedro escribió esta carta en el año 64 D. C. En ese año Nero era el emperador de Roma, y fue durante ese año que Roma fue incendiada. Los historiadores piensan que Nero probablemente principió él mismo el incendio. Quería hacer lugar para edificios que necesitaba para sus proyectos, pero necesitaba alguien a quien culpar. Fueron los cristianos a quienes se les culpó, y una gran persecución contra los cristianos tuvo su principio.

1) Muchos fueron llevados al Coliseo y literalmente echados a los leones, era un gran deporte ver a los cristianos morir en las quijadas de aquellas fieras salvajes.

2) Pedro escribió esta carta antes de que eso pasara, como sí hubiera recibido una visión profética.

3) Pero a los cristianos a quién Pedro escribió no estaban en Roma: 1:1; Estaban en Asia Menor, pero ¿estaban ellos fuera de peligro? No, no lo estaban, no había leones literales, o físicos que estaban atacándolos, pero el diablo estaba allí.

4) Tal vez por esa situación Pedro usa la imagen del “león” porque en el futuro, los cristianos serían literalmente echados a los leones.

B. Ver. 8; “Anda como”. Está en movimiento, rodeando, buscando, y asechando.

1. El no se cansa, es agresivo, está agazapado, y usa toda la astucia que le es posible.

2. Satanás es experimentado, sabe exactamente que es lo que busca.

3. Así se describe en Job 1:7; “Rodeaba la tierra y andaba por ella”, buscando a alguien para acusarlo de algo malo delante de Dios.

C. Ver. 8; “Un león rugiente buscando a quien devorar”. Satanás busca para destruir.

1. Devorar significa tragar, sorber, tiene una clase de hambre que no va ser apagada.

2. El león ruge cuado tiene hambre, es cuando más ferozmente busca a su presa.

D. Hay una clase de leones que son llamados “comedores, o devoradores de hombres”.

1. En 1898 los Ingleses comenzaron a construir un puente para una vía de trenes sobre el río llamado Tsavo, que está en la parte Este de África. En 9 meses dos grandes leones machos, mataron a casi 140 trabajadores del ferrocarril.

a. Un libro y una película se hicieron, y se llamó; “El fantasma y las tinieblas”.

b. Usualmente un león no atacaría a un ser humano, pero sí el humano es débil, o indefenso, tiene algún problema como un hueso quebrado, entonces irían por la presa fácil.

c. Una vez que han probado la sangre humana, los tienen que matar, porque sino ellos matarán otra vez y serán unos matadores de hombre.

d. Los leones llamados “el fantasma y las tinieblas” fueron muertos, y sus restos fueron disecados y están en un museo en el Field Museum de Chicago.

2. Satanás es un comedor de hombres, su cabeza fue aplastada por Jesús en la cruz, la sangre de Jesús nos permite escapar de él, pero él nos quiere recuperar, está herido pero no muerto.

a. El anda como león rugiente buscando a quién devorar, ¿a quién irá a devorar?

2. A los que son inseguros, o inconstantes, ellos serán muertos, o devorados.

A. 1 Pedro 1:2; 5:8; Pedro dice; “Elegidos, vuestro”, Satanás busca, quiere a los cristianos.

1. El mundo entero ya está bajo el control de Satanás, ellos ya están muertos. Ahora él nos busca, y quiere matarnos, devorarnos a nosotros.

2. Sí usted ha visto en algún video a los leones casando, ¿sobre de quiénes ellos van?

B. También devorará a las presas chicas, o pequeñas.

1. Las bestias salvajes pueden caminar y correr muy pronto después de que nacen, pero ellos también deben aprender a sobrevivir.

2. Prov. 1:20.27; La sabiduría personalizada clama en alta voz para que los simples, e inmaduros, oigan y aprendan.

a. Ellos deben aprender a sentir el peligro, y no tomar a la ligera el poder del maligno.

b. Cuántas veces nos hemos conversado con jóvenes, pero ellos no ven el peligro, todos los que ellos dicen, ¿es que acaso tu no confías en mi? La respuesta es que ellos, necesitan aprender a no confiar en ellos mismo.

c. Han podido ver ustedes a las pequeñas bestias salvajes mirando a su madre, tal vez pensando, ¿por qué estás todo el tiempo oliendo el aire, y mirando alrededor sí yo no miro ningún problema? Pero sí lo veras.

3. Prov. 2:1-9; Pero esto es un proceso que se desarrolla.

C. A todos aquellos que son débiles.

1. El león busca al que cojea de una pierna, o que el más lento que otros, es comida fácil.

2. Heb. 12:12-13; Cómo había entre los Hebreos.

3. 1 Tes. 5:14; Cómo había entre los Tesalonicenses.

4. Algunos de ellos dirá, ¿Cuál es el problema? Yo soy lo suficientemente fuerte, y sin envolverme en el trabajo de la iglesia. Yo no estoy tan mal así, a la mejor no pero sí es débil, está en un grave peligro, los débiles son una presa fácil para este león.

D. A todos aquellos que están solos.

1. El león va a tratar de seleccionar, escoger a su presa, separarla de la manada. La bestia salvaje no es lo suficientemente fuerte cuando está sola. Ecle. 4:9-12; “Mejor dos que uno”.

2. 2 Pedro 2:20; Sí nos volvemos al mundo otra vez, sí nos envolvemos en el pecado, ¿por qué queremos envolvernos con el león cuando él se está acercando?

3. 1 Pedro 5:2; Imaginémonos al pastor y las ovejas, el pastor tiene que estar muy preocupado por el peligro del león. No es solo una amonestación general, sino también para cada uno de nosotros como individuos.

a. Nosotros debemos de estar siempre con el rebaño, con el grupo.

3. Nuestro deber, o responsabilidad.

A. Ver. 8; “Sed sobrios y velad”. Dios en todo nos ayudará sí nosotros estamos vigilantes.

1. La presa del león debe de estar alerta por el peligro, no debemos volvernos despreocupados, o indiferentes, ni tomar a la ligera el peligro que enfrentamos.

2. La mejor defensa en correr antes que el león se acerque, alejarnos de sus quijadas.

B. Ver. 9; “Resistirle firmes en la fe”. No bajemos la guardia, confiemos en Dios y él huirá.

1. Los leones se acercan más, o menos como 100 pies, y luego se lanzan. Los animales salvajes corren antes que el león se acerque, cuando eso pasa, el león no los persigue. El león es muy rápido en distancias corta, pero no tiene paciencia para correr mucha distancia.

a. No experimentemos que tan tanto nos podríamos acercar, mejor huyamos.

b. 1 Cor. 6:18; “Huid de la fornicación”. 2 Tim. 2:22; “Huye de las pasiones...”.

c. Rom. 13:11; “Ya es hora de levantarnos del sueño..... insensibilidad, inactividad”.

C. Ver. 9; También tenemos que ser pacientes, evitemos sentir lástima por nosotros mismos.

Conclusión:

1. Los leones son poderosos cazadores, pero quiero decirles que yo he vivido sin el temor de ser perseguido por uno de ellos. Pero es porque no hay leones en esta área, pero sí yo voy a su territorio, voy a necesitar una buena dosis de temor para sobrevivir.

2. Es cierto que no hay leones cerca de nosotros, pero sí vivimos en el territorio del diablo. Él es el príncipe de la potestad del aire, él reina, tiene bajo control, bajo poder a todo aquél que está practicando el pecado. Pero aunque tiene a la mayoría de la gente bajo su control, él está en movimiento, rodeando, buscando, y asechando por nosotros. Por eso es importante tomar en serio las palabras de Pedro, no tomar a la ligera el poder de este feroz león. "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo."

Juan Antonio Salazar